Vivir en el Viejo San Juan

El Viejo San Juan es un museo viviente, vibrante, es el enclave original de vivienda para los defensores de la Isla de Puerto Rico cuando fue descubierta y poblada por los españoles.

Hoy, orgullosa de su historia, encierra una comunidad con un sentido y espíritu de convivencia.

El Viejo San Juan es el Centro de gobierno, político y religioso, de pujante vida comercial , tiendas, bancos, restaurantes y hoteles. Sede de importantes centros de estudios, tres universidades , escuelas elemental y superior.

Como Centro Cultural guarda en su espacio museos, teatros, galerías, plazas, café y espacio para la vida bohemia.

Caminar por sus estrechas calles bajo la intensa luz mañanera, es una invitación a desentrañar la historia de sus viejas casas, morada de próceres del arte, de la cultura y de la política, pues sus murallas y casas guardan secretos.

El Viejo San Juan narra historias, los adoquines y las viviendas describen el historial de familias que dieron vida y conservaron esta bella ciudad.

Hoy, el Viejo San Juan y la comunidad de la Perla son un retablo vivo de la convivencia y encuentro con el amigo, el visitante.

En el Viejo San Juan se da vida al relato urbano que reta al tiempo en la vida moderna.

Vivir en Viejo San Juan